colapso ¿evitable?

Decir “no creo en un colapso ecosocial inevitable porque no soy fatalista” es esquivar el problema. Yo tampoco soy fatalista: pero sé que existen trayectorias históricas (history matters), dependencias de la senda, bifurcaciones sociales, desastrosas opciones metabólicas (la trampa de los combustibles fósiles) y puntos sin retorno. Es a partir del análisis concreto de la situación concreta -dónde estamos a finales del segundo decenio del tercer milenio-, a partir del mejor conocimiento a nuestro alcance, como se podrá intuir si el colapso civilizatorio es aún evitable o ya no. Pero no a partir de desinformadas proclamas de optimismo voluntarista.