de nuevo sobre “¿derrotó el smartphone al movimiento ecologista?”

Juan José Guirado remitiendo a su blog: “Jorge Riechmann se repite una y otra vez, con la esperanza de que machacando en hierro frío se vaya calentando. Yo hago lo mismo, aunque veces me desanimo y recuerdo con tristeza aquella frase de Platero y yo: “el canto del grillo, de tanto sonar, se ha perdido”.
Salvador López Arnal reseña un libro publicado recientemente por Jorge Riechmann con el expresivo título ¿Derrotó el smartphone al movimiento ecologista?

Expresivo, porque expresa con claridad la huida desde lo real limitante (finitud de la energía y los materiales disponibles) hacia la fantasía de las panaceas técnicas.

 

La fantasía que viola mágicamente los principios de la termodinámica ocupó parte de la vida de una persona muy querida por mí. Solamente por un desconocimiento generalizado de cosas elementales se producen de continuo nuevas re-ediciones del perpetuum mobile. La falta de cultura primaria en los medios de desinformación masiva difunde todos los días ilusiones tecnofantásticas.
 
Un ejemplo recientísimo: hace apenas dos o tres días leí algo sobre la solución al calentamiento global por captura de CO2mediante una gran instalación, de la que ya se prepara una planta piloto, que lo extrae de la atmósfera filtrando el aire, y lo almacena “para usos industriales o preparación de bebidas gaseosas”. ¿Imagináis esto a escala planetaria?
HORRESCO REFERENS!”

portada-derroto-el-smartphone-al-movimiento-ecologista