el «hombre nuevo» como cuestión neoliberal

Solemos pensar en el “Hombre Nuevo” como un asunto de la izquierda, y nos acordamos de Marx y del Che Guevara… Pero en realidad se trata de un asunto central para el pensamiento neoliberal/ neofeudal que ha ido ganando el mundo desde hace cuatro decenios. Lo formuló clásicamente Margaret Thatcher: “La economía es el método; el objetivo es cambiar el alma” (Sunday Times, 7 de mayo de 1988). Como bien explican Christian Laval y Pierre Dardot, las políticas neoliberales deben cambiar y reconstruir el sujeto humano. En una economía de movimiento perpetuo ha de intervenirse constantemente sobre la forma en que la gente vive y piensa, de manera que no mengüe la adaptación a los condicionantes económicos a los que hay que someterse[1].



[1] No me cansaré de recomendar el excelente capítulo 9 (“La fábrica del sujeto neoliberal”) de ese excelente libro que es La nueva razón del mundo (Gedisa, Barcelona 2013).