josep maria antentas sobre “ciudadanos, podemos y la centralidad deseada”

“El ascenso de Ciudadanos, como ya reflejó el de Podemos, certifica una vez más la importancia crucial de los medios de comunicación, y de la televisión en particular, en la actual crisis del bipartidismo y en la conformación de nuevas alternativas políticas. Y, con ello, muestra también la volatilidad de la situación, las debilidades de los procesos de politización en curso, y la fragilidad de cualquier estrategia de transformación social que minusvalore la importancia de la autoorganización social y se circunscriba sólo o primordialmente al terreno de la comunicación. Paradójicamente, la profunda relevancia de ésta, requiere no sólo solvencia y capacidad en su propio terreno, sino también fortaleza y consistencia en lo que a arraigo social se refiere. (…) Para combatir a Ciudadanos, Podemos debe ser fiel a lo que motivó su fundación y a las esperanzas que eclosionaron tras las elecciones europeas, y evitar cualquier tentación de imitar a su nuevo e inesperado contrincante. La búsqueda de los electores de “centro”, si es concebido como adaptación a sus preferencias y no como una lucha por modificar percepciones de la realidad, resignificar debates y reposicionar prioridades, supone iniciar un camino hacia una zanahoria inalcanzable que siempre queda más a la derecha. La evolución histórica reciente de la socialdemocracia es bastante elocuente. Sus resultados también. Caer en la tentación de la respetabilidad para disputar el voto de “centro” despolitizado sería un error estratégico. Si de lo que se trata es de vender un cambio superficial, una mera regeneración vacía, ahí siempre gana Rivera y no Iglesias. Carece de sentido jugar en un terreno donde un candidato con corbata siempre queda mejor que uno con coleta…”