leonardo, gran ingeniero

Leonardo da Vinci, en el arranque de la Modernidad europea (y atormentado también por su lado monstruoso que intuyó de forma visionaria), imagina artefactos voladores que traerían nieve de los Alpes para hacer más soportable el ferragosto romano. Cinco siglos de progreso técnico han hecho posible su sueño: hoy podríamos materializar esa clase de puente aéreo. Pero al mismo tiempo ese proceso destruye su misma base: el calentamiento global donde culminan varios siglos de Progreso tecnológico y económico funde las nieves y los glaciares alpinos, anticipando una Tierra inhabitable para los seres humanos. Un círculo trágico se cierra.