no es una cuestión de información, sino de poder

No es una cuestión de información, nos dice la periodista de investigación Katherine Boo: es una cuestión de poder. “Las relaciones de poder son tales que puedes exponer un problema, y la gente decir que se trata de algo terrible y que hay que hacer algo, pero veinte años después sigue siendo algo terrible.”  Cuando en nuestras plutocracias neoliberales hablamos de pobreza, de desigualdad o de ecocidio, esencialmente la inacción no se debe a la falta de información de la gente (¡hoy todo el que quiera puede estar más y mejor informado sobre casi cualquier cosa que en el pasado!): se debe al masivo bloque de poder que tenemos enfrente.