algunas reflexiones sobre racionalidad(es)

Cuando un economista convencional habla de Racionalidad (habría que escribirlo con mayúsculas) se refiere a la maximización de objetivos humanos valiosos –valores–, desde el supuesto de que todos o casi todos esos objetivos pueden medirse en dinero.De manera más general, la Racionalidad se refiere a la maximización del Valor.

Surgen aquí dos problemas. Uno tiene que ver con la pluralidad de los valores –con minúsculas–, que quizá no siempre sean conmensurables entre sí (tal sería por ejemplo la prudente conclusión de Steven Lukes al final de su libro Relativismo moral). Si es así, si la racionalidad intenta realizar valores –en plural— quizá inconmensurables –al menos algunos de ellos–, entonces tendremos que hablar de racionalidades, en plural.

La segunda dificultad tiene que ver con la maximización. Acaso maximizar no sea siempre una buena estrategia (en el mundo real donde vivimos, y donde las realidades más importantes para nosotros son sistemas complejos adaptativos –luego volveremos sobre esta noción). Quizá, más que maximizar un valor, debamos aspirar a realizarlo en grado suficiente. Ello nos conducirá a la idea de racionalidad acotada.

Racionalidades –en plural— acotadas, más que una Racionalidad en singular y con mayúscula… Fundamentar estas ideas requiere que demos algunos pasos atrás.

RACIONALIDAD: LA ECONÓMICA Y LAS OTRAS

(Pueden consultarse otros dos ppt sobre racionalidad en la pestaña de este blog DOCENCIA EN LA UAM.)