amb cara i ulls

Los europeos justificamos nuestros genocidios coloniales apelando a la civilización. No cuesta mucho imaginar que los ecocidios y genocidios del siglo XXI se justificarán exactamente del mismo modo, pero en este caso Doña Civilización tiene cara y ojos , como se dice en catalán (amb cara i ulls): se llama internet.