dame un titular

Nada de lo que de verdad importa se acomoda a un titular.