el líquido mundo de pesadilla con el que sueña silicon valley

En Silicon Valley llaman fricción a “las complicaciones y reticencias para adoptar nuevos servicios” (Elies Campo), y los insiders señalan que la obsesión es eliminar tales fricciones, vale decir, las resistencias a comprar las mercancías que desean vendernos… Un mundo sin “fricción” sería el mundo de la mercantilización total.