encapsulamiento cultural

Todo pasó ya, conforta Enrique Vila-Matas a los melancólicos en un suelto de prensa[1]; nada nuevo bajo el sol, pues “es característico de la imaginación encontrarse siempre al final de una época” ya desde los tiempos más remotos (tiempos que para estos literatos significan la Antigüedad clásica, quién podría remontarse más allá)… Y eso, el mismo día que la prensa da cuenta de un nuevo estudio científico que pronostica cómo los bosques avanzarán hasta las playas del Océano Ártico[2] (ya en curso de ir siendo despojado de su epíteto: Glacial), allí durante cientos de miles de años –plazo más largo del que resume la historia de nuestra especie— no hubo sino hielo, hielo y más hielo… Ay, qué trágico encapsulamiento el de nuestra cultura letrada.



[1] Enrique Vila-Matas, “Todo pasó ya”, El País, 2 de abril de 2013.

[2] D. Valera, “El cambio climático llenará el Ártico de zonas boscosas”, El Ideal, Granada, 2 de abril de 2013. Investigación original de Richard Pearson et. al. publicada en Nature Climate Change on line el 31 de marzo de 2013 (puede consultarse en http://www.nature.com/nclimate/journal/vaop/ncurrent/full/nclimate1858.html )