luis gonzález reyes sintetiza su libro (junto con ramón fernández durán) «en la espiral de la energía» en una entrevista

«El cambio que había empezado con la Revolución Industrial se completó en el siglo XX. Como dice Naredo, un país tras otro pasó de tener una economía de “producción” (basada en biomasa renovable) a una de “adquisición” o “extracción” (basada en la extracción de minerales y combustibles fósiles). En palabras de Daly, en el siglo XX pasamos de un mundo “vacío” a un mundo “lleno”, de un mundo con abundancia de recursos y sumideros, a otro descrito por la escasez y la saturación.

Esta es una situación nunca antes conocida por el ser humano a escala global y que obligará a poner en marcha políticas radicalmente distintas de las llevadas hasta ahora. Mientras que en el siglo XIX los impactos del metabolismo del capitalismo industrial estuvieron confinados en determinados territorios y fueron relativamente limitados (el mundo “vacío”), en el siglo XX dichos impactos se acrecentaron y mundializaron (generando un mundo “lleno”). Además, en las sociedades agrarias las degradaciones ambientales eran globalmente idénticas (deforestación abusiva, erosión del suelo), pero el capitalismo fosilista produce nuevos impactos, que disemina de forma diferencial por el espacio y el tiempo…»