sobre seguridad, libertad y un pleno empleo no productivista -un artículo en «el salmón contracorriente»

Bajo el capitalismo el nudo sobrevivir, la mera existencia –poder cubrir las necesidades básicas— depende de ganar un salario; y el acceso al salario está en manos de una oligarquía. Los propietarios de los medios de producción pueden decidir si emplean o no a los trabajadores y trabajadoras; y tienen, así, poder de vida y muerte sobre la mayoría de los integrantes de la sociedad. Como esta situación de inseguridad, vulnerabilidad e injusticia bajo el “capitalismo puro” es insoportable, se buscan paliativos: de ahí las luchas obreras que en los países centrales del sistema-mundo capitalista desembocaron durante el siglo XX en el Welfare State, el estado asistencial. Hoy estamos asistiendo en esos mismos países euronorteamericanos a su demolición, con un despotismo empresarial recrudecido. Y la situación se nos complica enormemente a causa de la crisis ecológica global –las perspectivas de un ecocidio que desemboque en un masivo genocidio…